Cuál es el mejor uso de un extintor

En caso de una emergencia es indispensable saber cómo es el uso de un extintor para manipularlo de la manera correcta, de lo contrario podría resultar contraproducente y un incendio que puede apagarse en su etapa inicial, se convertiría en una desastre de consecuencias fatales.

Los extintores, según el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), son “aparatos que contienen un agente extintor que puede ser proyectado y dirigido sobre un fuego por la acción de una presión interna”.

Estos aparatos se pueden clasificar por su movilidad, ya sea fijos, portátiles y sobre ruedas; este criterio es parte de lo que se debe considerar a la hora de elegir un extintor para el hogar o los centros de trabajo.

Elige el tipo de extintor correcto

Muchas veces, por desconocimiento, las personas creen que sólo existe un tipo o modelo de extintor y que con eso será suficiente para combatir el fuego durante una emergencia.

Sin embargo, para elegir el aparato correcto, es necesario tener en cuenta que existen diferentes tipos de fuego y esto determina que la elección sea correcta y segura.

De acuerdo con Protección Civil del municipio de Ixtlahuaca, Estado de México, estos son los tipos de fuego y el extintor adecuado para cada uno.

Fuego tipo A: Se deriva de la quema de materiales orgánicos como madera, papel, tejidos y plásticos; debe utilizarse un extintor TIPO “A”, el cual remoja y enfría el
material incendiado con agua presurizada o espuma para que no se encienda otra vez.

Fuego tipo B: Es provocado por materiales fácilmente inflamables como alcohol, grasa, cera y gasolina; en este caso se debe elegir un extintor TIPO “B”, el cual contiene dióxido de carbono para impedir que el fuego se propague con rapidez.

Fuego tipo C: Es consecuencia de fallas en electrodomésticos como hornos de microondas, cajas de fusibles, conexiones de luz e interruptores, los cuales generalmente comienzan con una chispa; se deben apagar con extintores TIPO “C” que usan polvo químico seco para combatir el incendio. Para este tipo de fuegos nunca se debe usar agua porque las personas podrían electrocutarse.

Fuego tipo D: Aparecen cuando se queman metales, mismos que llegan a una temperatura muy alta; para apagarlos es necesario usar un extintor TIPO “D”, que
contiene polvo para disminuir la temperatura. No se debe emplear agua porque los metales reaccionan agresivamente y el fuego crece.

Pasos para usar correctamente un extintor

Cuando es necesario hacer uso de un extintor, lo más importante es mantener la calma, ya que la operación de los extintores juega un papel esencial “en el resultado de la acción de combatir el fuego”, indica Cenapred.

A grandes rasgos, estos son los pasos que se deben seguir a la hora de manipular un extintor.

Identifica una ruta de escape

Primero que nada, es preciso que se identifique una ruta de escape, para que las personas puedan salir y se pongan a salvo, esto facilitará que en caso de una manipulación errónea, otros salgan lastimados.

La persona encargada de usar el extintor tiene que colocarse de espaldas a la ruta de escape, para que sea más rápido y sencillo salir inmediatamente en caso de que el incendio alcance proporciones mayores.

Mantén una distancia apropiada

Antes de activar el extintor, se tiene que tomar una distancia de dos a tres metros de la zona donde se encuentra el fuego, para evitar que una llama alcance a la persona; en medida que el incendio se extinga, será posible avanzar y acortar la distancia.

Descarga el extintor

Cenapred señala que “antes de usar un extintor se debe tener en cuenta que se está manejando un recipiente a presión, lo cual implica que se tienen que mantener una serie de precauciones con su manejo”.

En cada paso para usar el extintor se tiene que mantener la calma y poner atención para no cometer algún error. A continuación vamos a enumerar en qué consiste la descarga de dicho aparato.

Primero se tiene que retirar el extintor, con cuidado, del sitio donde esté instalado, evitando golpearlo o golpearse con él, sobre todo en las manos y en las piernas.

Libera el seguro: El extintor se debe sujetar fuerte del asa y del mango, para desprender el pasador de seguridad, un metal que fija la palanca y evita que el aparato se accione accidentalmente.

Apunta: Antes de apuntar, es bueno hacer una prueba del extintor accionando brevemente a través de la palanca de operación. Después, la boquilla se tiene que dirigir hacia la base del fuego y no hacia las llamas.

Presiona: Lo que sigue es accionar “la palanca de operación y proceder a hacer el combate del fuego”, explica Protección Civil del municipio de Ixtlahuaca.

Movimiento en zig zag: Para extinguir todo el fuego, la boquilla o manguera se debe usar con un movimiento de izquierda a derecha; una vez extinguido el fuego o terminado el contenido del extintor, la persona se puede retirar del sitio sin dar la espalda.

Errores comunes al usar un extintor

Aunque el uso de un extintor es relativamente sencillo, en ocasiones se pueden cometer algunos errores; sin embargo, lo ideal es evitarlos para que el fuego se apague por completo.

Uno de los errores más comunes es correr con el extintor en las manos, pero esto podría causar algún accidente. También suele ocurrir que las personas, cuando el incendio está al aire libre, no saben cómo colocarse, en este caso, la regla es que se debe dar la espalda al viento.

Desconocer las instrucciones de uso del extintor

Todos los extintores tienen un panel de instrucciones, donde se indica la información mínima acerca del aparato, precauciones de uso y cualquier otra información pertinente, además ahí se indica el tipo de extintor: A, B, C o D. Al revisar este panel, se da un paso importante para usar los extintores correctamente.

Usar el tipo de extintor equivocado

Como lo mencionamos al principio, existen diferentes tipos de fuego y esto determina el extintor que utilizará en cada caso, algunos funcionan con agua, espuma, dióxido de carbono y polvo químico seco. Si se conoce lo que origina cada clase de fuego, se podrá elegir el dispositivo más apropiado y seguro.

Acercarse demasiado al fuego

Al respecto, Cenapred explica que por ningún motivo la persona que usa el extintor se debe acercar excesivamente al fuego, tiene que estar a unos tres metros de distancia, debido a que “el chorro del extintor sale con fuerza considerable y puede ‘aventar’ las llamas hacia lugares no deseados”.

Apuntar muy arriba al fuego

Es necesario recordar que los extintores no están diseñados para combatir incendios grandes, solo pueden usarse si las llamas son bajas, para poder apuntar hacia la base del fuego y no muy arriba, porque la presión a la que sale el agente extintor podría ocasionar que una llama alcance a la persona que trata de extinguir el fuego.

Entrada anterior
Puntos de seguridad que todos los negocios deben cumplir
Entrada siguiente
Tipos de detectores de incendios

Entradas relacionadas

Menú