Puertas salida de emergencia

¿Cuándo usar puertas cortafuego?

Las puertas son un complemento que se requiere en cualquier construcción debido a que son muy útiles en el desempeño de las distintas actividades que se realizan dentro de una vivienda, oficina, hospital, etc. La mayoría de las puertas están elaboradas con materiales sencillos que las hacen en apariencia resistentes, funcionales y duraderas, pero ante alguna emergencia son barreras frágiles que no garantizan la seguridad de las personas y los bienes que se encuentran en la edificación. Es por ello que se debe recurrir a otras opciones que actualmente la industria de la construcción nos ofrece, hay gran variedad de ellas, están las puertas ecológicas, puertas contra incendios, puertas multiusos, pero siempre hay una pregunta recurrente ¿Cuándo usar puertas cortafuego?

Primordialmente se debe saber qué son las puertas cortafuego. Como su propio lo dice, estas puertas se crean a partir de la necesidad de reducir la propagación del fuego cuando ocurre algún incidente de esta índole, con este tipo de puertas se logra evitar que las llamas avancen y se deterioren las instalaciones.

Características de las puertas cortafuego

Las puertas cortafuego se sugiere situarlas en espacios que tengan dimensiones amplias, esto con la finalidad de dividir y seccionar toda la construcción en áreas más reducidas y de esta manera sea más apreciable su funcionamiento, el cual consiste en actuar como una barrera contra el fuego, impidiéndole el paso y cortando su actividad.

Para que una puerta cortafuego pueda tener un óptimo rendimiento dentro de cualquier construcción, debe tener las siguientes características:

  • Integridad. Esta es la particularidad que ayuda a la puerta a mantener su unión a la instalación donde está dispuesta, es decir, impide el paso a llamas y gases que puedan provocar un incendio.
  • Erradicación de gases. Estas puertas están elaboradas con materiales que se mantienen resistentes ante el fuego. La emisión de gases se puede detectar en el momento en el que se acerca una llama a la cara no expuesta de la puerta.
  • Aislamiento térmico. Las puertas cortafuego tienen la capacidad de impedir el paso del calor, de modo que la cara de la puerta que no está expuesta no adhiera esa temperatura y genere un accidente en el interior del espacio.
  • Sellado contra humos. Esta característica se fija en el marco de la puerta y tiene el propósito de restringir el paso de humos y gases calientes nocivos para las personas.

Uso sugerido de las puertas cortafuego

Como lo mencionamos arriba, las puertas cortafuego tienen una mayor utilidad en una construcción amplia, es por ello que en distintos sectores podemos encontrar estas puertas. Algunos establecimientos que hacen uso de las puertas cortafuego son:

  • Cines
  • Hoteles
  • Industrias
  • Hospitales
  • Gimnasios
  • Centros comerciales
  • Centros de educación

Las puertas contra fuego no tienen un uso restringido, en cualquier edificación donde se requiera una rigurosa prevención de un incendio estas puertas sabrán actuar de manera eficaz, manteniendo siempre la seguridad de las personas y de los bienes materiales que se encuentren expuestos.

Lo anterior es posible gracias a que las puertas cortafuego que se encuentran a la venta en el mercado cuentan con rangos de resistencia al fuego, es decir, a estas puertas en su proceso de elaboración se les confiere una resistencia al fuego que puede variar entre 30, 60, 90 o hasta 180 minutos de resistencia. Tiempos óptimos en los cuales se puede llevar a cabo una rápida evacuación de las instalaciones.

Entonces se puede decir que la respuesta a la pregunta ¿Cuándo usar puertas cortafuego? se resume en la sencilla frase: “Más vale prevenir que lamentar”. Estas puertas hoy en día son una efectiva medida preventiva que ayuda a salir ileso ante un siniestro tan común como lo es un incendio.

Entrada anterior
Construcción sostenible y eficiencia energética
Entrada siguiente
Puertas de seguridad para escuelas

Entradas relacionadas

Menú