Prevención de riesgos y accidentes en tu zona de trabajo

En muchas instalaciones laborales existen maquinarias, equipos y herramientas que representan un peligro para las personas, por eso la prevención de riesgos y accidentes en las zonas de trabajo es una medida fundamental que deben implementar las empresas en México.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los accidentes laborales son generados por “métodos de trabajo incorrectos, defectos en las maquinarias, incorrecta colocación de los materiales y productos, instalaciones con deficiente mantenimiento y falta de limpieza en las áreas de trabajo”.

También existen actos que se consideran inseguros, por ejemplo, realizar actividades sin un adiestramiento previo, operar maquinaria sin autorización y no usar el equipo de protección personal.

Para evitar que los trabajadores sufran algún accidente o lesiones derivado de las fallas antes mencionadas, las empresas tienen que saber en qué consiste la seguridad e higiene industrial a fin de proteger a todos sus colaboradores.

Seguridad industrial, ¿qué es?

La seguridad industrial, según la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), surgió como un asunto de esfuerzo individual, pero en tiempos recientes, se convirtió en un procedimiento más organizado.

Por lo tanto, se considera como un sistema de disposiciones obligatorias que implementan las empresas con la finalidad de proteger a los trabajadores de accidentes que podrían sufrir, derivados de sus tareas dentro de la actividad industrial.

La necesidad de contar con este sistema se hizo evidente durante la Revolución Industrial, ya que este proceso de transformación social, económica y tecnológica, estuvo acompañado de condiciones de trabajo inadecuadas que ocasionaron muertes y lesiones por accidentes laborales.

Ante dicho escenario, varios países crearon leyes y reglamentos para que la seguridad industrial fuera una medida obligatoria. Tal es el caso de Estados Unidos, que en 1970 publicó la “Ley de Seguridad e Higiene ocupacional”, que tiene como objetivo asegurar que las personas cuenten con instalaciones seguras y agradables para trabajar.

Marco legal de Higiene y Seguridad en México

En el caso de México, la Constitución Política establece en el Artículo 123 los preceptos para proteger a los trabajadores, así como otras disposiciones legales que las empresas deben seguir.

La fracción XV de este artículo dice que “el patrón estará obligado a observar, de acuerdo con la naturaleza de su negociación, los preceptos legales sobre higiene y seguridad en las instalaciones de su establecimiento”.

Asimismo, deberá adoptar las medidas adecuadas para prevenir accidentes en el uso de máquinas, instrumentos y materiales de trabajo, y organizarlos de tal manera que brinden la mayor garantía para la salud y la vida de los trabajadores.

Además de la Constitución Mexicana, la Ley Federal del Trabajo es otro referente legal que fija las obligaciones de los patrones en cuanto a la prevención de riesgos y accidentes en la zona de trabajo. En su Artículo 487 menciona que cuando un trabajador sufra un accidente, tendrá derecho a:

  • Asistencia médica y quirúrgica
  • Rehabilitación
  • Hospitalización
  • Medicamentos y material de curación
  • Aparatos de prótesis y ortopedia necesarios
  • Indemnización

En el Artículo 509 indica que “en cada empresa o establecimiento se organizarán las comisiones de seguridad e higiene que se juzgue necesarias, compuestas por igual número de representantes de los trabajadores para investigar las causas de los accidentes y enfermedades, proponer medidas para prevenirlos y vigilar que se cumplan”.

¿Qué organismo rige la seguridad e higiene industrial en México?

Si bien existe un marco legal que las empresas deben seguir para contar con eficientes sistemas de seguridad industrial, el organismo en México que se encarga de vigilar su cumplimiento es la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) por medio de las Normas Oficiales Mexicanas.

Una de ellas es la Norma Oficial NOM-002-STPS-2010 “Condiciones de seguridad-Prevención y protección contra incendios en los centros de trabajo”, que establece las medidas pertinentes para evitar percances relacionados con el fuego, los cuales podrían poner en peligro la vida de las personas que se encuentran dentro de un inmueble.

De acuerdo con esta norma, algunas de las obligaciones de los patrones consisten en la colocación de extintores, contar con rutas de evacuación y salidas de emergencia que estén debidamente identificadas, con puertas que abran en el sentido del flujo y sean resistentes al fuego.

Otras normas referentes a la seguridad son:

  • NOM-001-STPS-2008, “Edificios, locales, instalaciones y áreas en los centros de trabajo-Condiciones de seguridad”.
  • NOM-004-STPS-1999, “Sistemas de protección y dispositivos de seguridad en la maquinaria y equipo que se utilice en los centros de trabajo”.
  • NOM-005-STPS-1998, “Relativa a las condiciones de seguridad e higiene en los centros de trabajo para el manejo, transporte y almacenamiento de sustancias químicas peligrosas”.

Cultura organizacional: Cultura de la seguridad

La cultura organizacional se refiere al conjunto de entendimientos, valores y reglas que gobiernan el comportamiento cotidiano en un lugar de trabajo, según lo explica la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). A partir de su implementación se cumplen dos objetivos centrales:

  • Integración interna: los miembros de una organización desarrollan una identidad de carácter colectivo.
  • Adaptación interna: es la manera en que la organización alcanza sus metas y establece relaciones con personas externas.

Como parte de esta cultura, hay normas que se enfocan en la seguridad dentro de los centros de trabajo, con la finalidad de mantener bajo control los principales riesgos que en un momento dado, afecten la integridad física de las personas.

Puerta salida de emergencia Vía Vallejo

¿Por qué implementar una cultura de seguridad en tu área de trabajo?

Las empresas son sitios que no están exentos de enfrentarse a los accidentes laborales, ya sean individuales o que provoquen un gran número de víctimas, con lo cual también se llegan a afectar las instalaciones donde los trabajadores llevan a cabo sus tareas diarias.

La finalidad de que se implemente esta cultura es “controlar los riesgos más importantes vinculados con la actividad de la organización, es decir, los accidentes graves y mortales, ya que estos suponen una mayor amenaza”, explica el Instituto para una Cultura de Seguridad Industrial (ICSI).

Cuando las empresas siguen el marco legal y las normas mexicanas que establecen sus obligaciones, los trabajadores pueden llevar a cabo sus tareas en espacios dignos, limpios y además, reciben las capacitaciones adecuadas para que desde su posición, se eviten percances que los dañen, a ellos y a sus compañeros.

Entrada anterior
¿Qué hacer después de un incendio?
Entrada siguiente
Familias Revit y su aplicación en proyectos de modelo digital

Entradas relacionadas

Menú