puerta contra incendios

Qué son las puertas contra incendios y su importancia

En el mundo de la construcción, saber qué son las puertas contra incendios permite que se implementen las medidas de seguridad más apropiadas para salvaguardar la vida de los trabajadores y cuando la edificación esté lista, cuidar la integridad de sus ocupantes.

Por eso primero vamos a mencionar que la principal característica de una puerta contra incendios es su comportamiento como aislante térmico, lo cual hace posible que en una situación de emergencia, las personas que habitan un inmueble puedan tener tiempo de salir y ponerse a salvo.

Estas puertas, que también son conocidas como cortafuego, se pueden fabricar con metal o con vidrio. Están diseñadas para soportar altas temperaturas en caso de un incendio, pues sabemos que a pesar de los protocolos de seguridad que se establecen en la mayoría de los edificios, los accidentes pueden ocurrir sin que haya un control sobre ellos.

Las puertas contra incendios se pueden instalar en cualquier construcción, ese es otro rasgo distintivo y muy importante con el que cuentan estos materiales. Pues hay inmuebles que se ocupan como oficinas, escuelas y hospitales, en los cuales es básico contar con instalaciones óptimas que mantengan seguros a los ocupantes.

No solamente se debe cuidar la seguridad de los cimientos, todo lo que comprende una construcción se tiene que colocar o instalar de manera correcta, siguiendo estándares de calidad precisos y usando tecnología innovadora para que ante cualquier eventualidad, los daños sean mínimos.

Consideramos que es primordial saber qué son las puertas contra incendios, pues cualquier proyecto que implique la ocupación de un inmueble debe poner en primer lugar la seguridad de sus habitantes. Eso nos lleva a las dos funciones básicas que tienen estas puertas.

  1. Aislante térmico: las puertas funcionan como una barrera que detiene el fuego; por una de sus caras resiste las altas temperaturas de un incendio y la otra evita que los objetos o acabados de las paredes sean alcanzados por las llamas, lo que provocaría que el tiempo para evacuar se reduzca.
  2. Aislante de humo: las puertas no solamente controlan la propagación del fuego, también impiden que el humo o los gases tóxicos pasen de una habitación a otra.

Cumplir con las funciones antes mencionadas se logra solamente si las puertas están fabricadas con materiales aislantes y cuentan con sistemas fáciles de apertura, así como mecanismos de cierre automático; con el conjunto de estos requerimientos se logra una seguridad completa.

Dicha seguridad se tiene muy en cuenta en edificios o construcciones donde se trabaja con materiales peligrosos que fácilmente pueden provocar un accidente; sin embargo, las puertas contra incendios deberían colocarse en inmuebles que sirven como residencias, hospitales, escuelas, centros comerciales e incluso cines.

Las puertas contra incendios también se pueden clasificar según el tiempo de resistencia a las altas temperaturas; pueden ser 30, 60, 90 o 120 minutos los que estos materiales de construcción aíslen el fuego y eviten que el humo se expanda. Incluso hay puertas que llegan a resistir hasta 180 minutos, como las que se fabrican en Asturmex.

Hay que considerar que la puerta no es un material aislado, para instalarla y posteriormente usarla se necesitan de artículos como un marco, las bisagras, chapas, cerraduras y manijas, todo eso también debe contribuir a que el fuego se aísle por el mayor tiempo posible.

Otro aspecto primordial para comprender qué son las puertas contra incendios tiene que ver con las certificaciones, las cuales se otorgan a los fabricantes de estos productos cuando cumplen con los más estrictos estándares de calidad. Podemos mencionar, por ejemplo, a Underwriters Laboratories (UL) que certifica que un material puede usarse con absoluta confianza en todo el mundo.

Un inmueble considerado como seguro no depende únicamente de la forma en que se construyó, también tiene que ver con los materiales que se ocupen para su vida útil. Las puertas son básicas, por eso se debe contar con las mejores, aquellas que no se preocupen sólo por el aspecto estético, sino que  tengan en cuenta la seguridad de las personas que habiten los inmuebles.

 

Entrada anterior
Cómo iniciaron las construcciones ecológicas
Entrada siguiente
Fábrica de puertas metálicas en México, sus características  

Entradas relacionadas

Menú